Proteína Whey - Los Productores No Quieren Que Sepas Esto.


Este tema suele preocuparnos a todos cuando comenzamos a acudir al gimnasio o al parque a entrenar. Incluso, muchas personas piensan que la única manera de aumentar el tamaño de sus músculos y su fuerza es tomando proteína en polvo. Antes de comenzar a abordar este tema, es importante que entiendan el concepto de Proteína y cómo nuestro cuerpo es capaz de producirla.


Las proteínas son moléculas complejas imprescindibles para la estructura y función de las células, que se originan a partir de la unión de otras moléculas llamadas aminoácidos. Algunos aminoácidos además de provenir de la alimentación pueden ser producidos por el organismo, otro grupo son obtenidos solo con los alimentos, por lo que son llamados aminoácidos esenciales.

Hay que entender que muchas comidas contienen la proteína necesaria para nuestro cuerpo y los suplementos solo deben de ser necesarios si tu cuerpo lo requiere. La persona que están recién están empezando en su jornada de entrenamiento no necesitarán de suplementarse de proteína para aumentar su masa muscular. Lo que la persona recibe en una buena dieta balanceada es suficiente para poder regenerar sus músculos.

Hagamos una pequeña comparación: Los batidos de proteína comerciales aportan 20g, 40g, 60g, o más, de proteína, lo mismo que puede aportar 100g de pechuga de pollo. Lo que nos quiere decir que realmente una dieta balanceada nos aporta los nutrientes necesarios para nuestro rendimiento físico del día a día.


Las proteínas comerciales son muy pesadas para nuestro organismo y contienen muchos ingredientes que no son necesarios para nuestro cuerpo, complicando la digestión de estos. Además de la cantidad de calorías que aporta un batido de proteína es exageradamente alto, abusando de nuestra ingesta de calorías diarias (2000 calorías aproximadamente).

Clean Label Project (una organización sin ánimo de lucro que examina los problemas de seguridad del etiquetado) descubrió 134 productos probados que contenían niveles detectables de al menos un metal pesado y 55 por ciento dieron positivo para BPA.

"Estas toxinas se acumulan en su cuerpo y pueden permanecer allí durante años", dice Tunde Akinleye, un líder del programa de pruebas en la División de Seguridad Alimentaria de Consumer Reports. "El consumo frecuente de alimentos que los contienen puede tener efectos adversos para la salud a largo plazo".

El caso es diferente si entrenas constantemente muy fuerte, unas 3 a 4 horas de entrenamiento diario. De esta forma sí necesitarás una carga extra de proteínas para poder recuperarte más rápido. Ya que si entrenas muy pesado todos los días y no le das a tu cuerpo la cantidad de proteínas necesarias, vas a terminar entrando en un proceso catabólico.



Las reacciones catabólicas son en su mayoría reacciones de reducción-oxidación y el conjunto de reacciones catabólicas es muy similar en la mayor parte de los seres vivos, que degradan biomoléculas para obtener energía, en otras palabras, tu cuerpo necesita de energía extra para poder recuperarse y va a terminar recurriendo a usar la energía almacenada en tu cuerpo.

Si sientes que tu cuerpo necesita de una carga extra de energía y moléculas para poder recuperarse completamente, lo mejor que puedes usar son los AMINOÁCIDOS. Cuando tu cuerpo recibe una molécula de proteína la tiene que deshacer para producir aminoácidos. Consumiendo aminoácidos directamente tu cuerpo omite todo el proceso para deshacer la proteína. Como bien se explica arriba, las proteínas son moléculas formadas por aminoácidos. Los aminoácidos son solo de 20 tipos distintos y la forma en que se combinan da origen a cada una de las miles de variedades de proteínas.

Esto es una diferencia enorme, porque la gran mayoría de las Proteínas comerciales, están creadas con leche animal. La fama principal de la leche es que está asociada al crecimiento y que es vital para nuestros huesos y dientes, pero la realidad es bastante distinta. Aparentemente la leche de vaca debería de ser un “gran alimento”, pero en realidad es una sustancia nutritiva muy concentrada, muy densa, que genera grandes dificultades al organismo para poderla digerir y asimilar, porque: “No nos nutrimos de lo que comemos, sino de lo que digerimos, asimilamos y metabolizamos”.

Los Aminoácidos, aparte de regenerar los tejidos de músculo dañados, aportarán más energía al cuerpo para durar más en los entrenamientos. Cuando entrenas, dañas los tejidos de tus músculos y teniendo esos bloques de aminoácidos necesarios en tu sangre, tu cuerpo comienza a reparar los tejidos de una forma más rápida.


CONCLUSIÓN

Si eres principiante, no te preocupes por consumir proteína en polvo, o aminoácidos, solo entrena duro para poder enfocarte en tus entrenamientos y cuando llegues al nivel en que sientas que tu recuperación tiene que ser un poco más rápida, recurre a suplementarse.

Y no olvides que,

el mejor guerrero, es el guerrero educado.


640 vistas

SÍGUENOS

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

©2017 All Rights Reserved