7 Mentiras Nutricionales Que Te Afectan


Existen muchos rumores sobre varios alimentos o métodos alimenticios que son buenos o son malos para la salud. Hoy hablaremos de 7 mentiras nutricionales que a lo largo de los años la gente nos ha hecho creer y cual es su verdad.


  1. El colesterol es malo y los huevos no son saludables:

Muchas personas han dejado de consumir huevos en cantidades altas ya que temen que la cantidad de grasa saturada que hay en las yemas vaya a aumentar los niveles de colesterol en su sangre y padecer de un problema cardíaco. Esto no es más que una mentira ya que, desde los años 80s los científicos aprobaron que comer huevos no es dañino, pero la gente todavía decide creer que si. Realmente no hay relación absoluta entre comer huevos y los niveles de colesterol en la sangre. Nosotros necesitamos colesterol para sobrevivir y es importante ya que cumple con varios procesos en nuestro cuerpo. Estos son buenos consumirlos por su alta cantidad de proteína, vitaminas B, y grasas saludables. Algo que si podría ser dañino para la salud es de donde provienen los huevos que tu compras. Trata de comprar huevos de origen confiable ya que consumir huevos donde las gallinas están en espacios pequeños, las alimentan e inyectan con hormonas y otras cosas no serán huevos nutritivos ni sanos para tu salud.


2. Comer de 5 a 6 comidas pequeñas al día, estimula tu metabolismo:

Esto se ha escucha muy a menudo por todos los lados y muchas personas siguen este tipo de rutina para alimentarse. Se cree que al comer más frecuente, esto hará que tu sistema digestivo este en constante trabajo, deshaciendo lo que comes, acelerando tu metabolismo y llevándote a una pérdida de peso o grasa más rápida. La verdad es que la cantidad total de la comida que comes en todo el día es lo que afecta tu metabolismo, no la frecuencia. Esto fue comprobado con un estudio y la solución fue comer menos comidas pero con contenido más alto en proteína. Cuando agregas más proteína a tu dieta, te sentirás más lleno. Existe esto mismo donde la gente ya lleva una dieta más alta en nutrientes y que hasta por ejemplo: omiten el desayuno, y prefieren almorzar y cenar con más cantidad y buena calidad de comidas llenas de nutrientes, grasas saludables, proteínas y carbohidratos complejos y a esto se le llama Ayuno Intermitente.


3. Todos los azúcares son malos:

Aclaremos esto: no toda la azúcar es mala, lo que es malo es consumir azúcar refinada ya que es alta en calorías y afecta la producción de insulina. La azúcar refinada esta relacionada con el cáncer pancreático, diabetes tipo 2 y también con enfermedades cardiovasculares. Nuestros cuerpos necesitan equilibrio de nutrientes, incluyendo azúcar pero no significa que estas azúcares tengan que ser refinadas, opta mejor por endulzantes naturales como miel de abeja que beneficia mucho al sistema inmune, promueve el buen sueño, contiene aminoácidos y vitaminas o stevia orgánica que puedes encontrarla en tiendas naturistas.


4. Para controlar el peso, la única manera es eficiente contar calorías:

Okay, tienes en un plato una torta de chocolate y en el otro plato un pedazo de pollo, verduras y quinoa: ambas tienen las mismas calorías. ¿Cual eliges? Tal vez digas que si ese plato de pollo y verduras tiene la misma cantidad de calorías que esa torta de chocolate, no hay problema. Pues aquí es donde muchas personas cometen el error que por contar calorías puede que bajen al principio de peso, pero casi siempre vuelven a ganarlo con facilidad. No se trata de la cantidad de calorías que consumes solamente; es importante la calidad y cantidad. Esa torta puede tener esa cantidad de calorías pero las grasas que contiene, la azúcar refinada, y otras cosas que no son para nada nutritivas va tener un impacto negativo en tu cuerpo a la larga a si eligieras un plato con proteínas, carbohidratos complejos, verduras, y muchos más nutrientes. No digo que no vuelvas a comerte esa torta de chocolate jamás en la vida, pero si fíjate que si la comida que metes a tu cuerpo diariamente es más chatarra o nutritiva. El daño está en la salud a plazo largo. Enfócate en la calidad de calorías de la comida no en la cantidad.


5. Todo pescado es bueno:

Sabías que de donde viene el pescado que comes puede marcar la diferencia entre si el pescado es o no es saludable. Existe algo llamado envenenamiento de mercurio, y esto sucede ya que muchos de los pescados que ya venden en el supermercado provienen de una granja. Estos pescados vienen llenos de mercurio, antibióticos, pesticidas, etc. Trata de comprar pescados que no son crecidos en granjas o acumula mercurio.


6. Demasiada proteína es dañina para los riñones y el hígado:

Las proteínas son críticas para la producción de hormonas, células y salud de los huevos, al igual que para el desarrollo muscular. La proteína es esencial para reparación del cuerpo y prevención de daños al hígado. Debes asegurarte que la proteína que consumes provenga de fuentes saludables, obviamente no de proteínas de carnes procesadas. Trata también siempre incluirla en tu dieta, sin miedo porque consumir proteína de origen animal o vegetal es muy importante.


7. Las grasas saturadas son malas para ti:

Por décadas las personas creían que las grasas saturadas eran dañinas para la salud, en especial para la salud cardiovascular. Consumir grasas saturadas en moderación no es malo para la salud ya que es critico para la función del cuerpo. Incorpora a tu dieta grasas saturadas saludables como aceite de coco, por ejemplo, no es malo y realmente tiene muchos beneficios. Las grasas que son malas o peligrosas son las grasas trans que se encuentran en la margarina, comidas freías o comida chatarra. Así que mantén un balance entre todo lo que consumes y deja a un lado esa comida chatarra.


Para finalizar de traer a la luz la verdad sobre todo esto que hemos hablado, aquí te dejamos una más. Creemos que es muy importante también que desenmascaremos estas mentiras.

Se puede compensar la falta de una buena dieta con suplementos:

Cada vez vemos más y más esto en las redes: hombres y mujeres que sustituyen una comida entera como por ejemplo: el almuerzo con un batido de proteína o el desayuno con un té que te hace quemar grasa o cosas así. Una dieta llena de comidas procesadas, azúcares refinadas o alimentos que no son nutritivos no puede ser compensado por suplementos, no importa cuantos tomes. La comida saludable contiene miles y miles de nutrientes, fibras, proteína y grasas que simplemente no pueden estar replicadas en forma de una pastilla o de algún polvo. Los suplementos pueden cerrar algún hueco nutricional, pero nunca deben sustituir una dieta saludable. Mejor llena tu cuerpo de buenas frutas, verduras, proteínas y de allí obtendrás lo que realmente necesita tu cuerpo y de una manera saludable y deliciosa, sin pastillas.


Esperamos que esta información te ayude y que puedas quedarte tranquilo comiendo huevos, tu proteína y alimentándote con comidas de calidad. Te deseamos lo mejor.

Y no olvides que,

El mejor guerrero, es el guerrero educado.


SÍGUENOS

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

©2017 All Rights Reserved